Foto: 

Ver video

 

 

El título de ingeniero habilita para trabajar en el ámbito de la tecnología, con responsabilidades sobre gestión, mantenimiento, desarrollo e innovación. Los ingenieros utilizan estos conocimientos para crear conceptos, materiales, procesos, productos, máquinas, obras y sistemas complejos.

En este sentido, los profesionales de la ingeniería se asumen como actores influyentes de nuestra sociedad, ya que están capacitados para dar respuesta a desafíos como el cambio climático global, la provisión de energía, las problemáticas de vivienda, transportes y comunicaciones, a partir del respeto por los recursos para las futuras generaciones.

El ingeniero químico de la UBA posee una profunda formación en ciencias básicas, procesos de química orgánica e inorgánica y tecnologías de diseño y control de equipos para industrias, laboratorios y plantas pilotos. 

Está capacitado para: 
. Proyectar, poner en marcha, operar y administrar industrias donde se realizan operaciones químicas simples y/o procesos químicos, físico-químicos y de bioingeniería complejos, sus instalaciones complementarias como agua, vapor, efluentes,  y equipos de medición o control de procesos, refrigeración y calefacción. 
. Diseñar, instalar, proyectar, dirigir la construcción y operar equipos para industrias, laboratorios y plantas pilotos.
. Desarrollar nuevos materiales.
. Proyectar, dirigir, operar, controlar y mantener instalaciones destinadas a evitar la contaminación ambiental por efluentes de todo tipo
. Realizar estudios, asesoramientos, arbitrajes, pericias y tasaciones referidos a la especialidad.