El IGPUBA se creó el 30 de diciembre de 1929, con la firma del entonces presidente Hipólito Yrigoyen de un decreto que aprobaba el convenio entre la Universidad de Buenos Aires (UBA) y la Dirección Nacional de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), a partir del cual se ponía en funcionamiento un "Instituto del Petróleo" en la UBA.

El establecimiento del instituto tuvo como impulsor al Gral. Ing. Enrique Mosconi, quien lo consideraba una herramienta fundamental para la formación de profesionales especializados y el desarrollo nacional del sector petrolero.

En 1933, en el edificio de la histórica "Manzana de las luces", próxima a la Plaza de Mayo, el Instituto del Petróleo inició sus actividades a través de la enseñanza de cuatro carreras de especialización en Petróleo, financiadas íntegramente por YPF: Geología del Petróleo, Geofísica del Petróleo, Explotación de Yacimientos e Industrialización del Petróleo. Luego, en 1956, se agregó la especialización en Gas y se mudaron las actividades a la sede de Av. Las Heras 2214 de la Facultad de Ingeniería de la UBA, lugar en el que se desempeñan actualmente las actividades del instituto.

Hacia 1991, YPF dejó de solventar al IGPUBA y la FIUBA, siguiendo el legado del Gral. Mosconi, decidió absorber las carreras del instituto bajo el régimen de carreras de especialización, solventadas a través de los aranceles de los alumnos y los fondos de la propia Facultad. De esta manera, en 1994, adquiere el nombre de “Instituto del Gas y del Petróleo de la Facultad de Ingeniería-UBA” (IGPUBA).

Hoy, el IGPUBA dicta una maestría, tres carreras de especialización y distintos cursos y seminarios. Además realiza tareas de investigación y tiene convenios con otras universidades nacionales con el objetivo formar profesionales ligados al sector, cumpliendo así un rol estratégico en el desarrollo de nuestros recursos hidrocarburíferos.