Departamento de Ciencias Exactas
El 16 de junio de 1865 el Gobernador de Buenos Aires, Mariano Saavedra, expide un decreto estableciendo en la Universidad de Buenos Aires un Departamento de Ciencias Exactas correspondiendo a la enseñanza de las matemáticas pura y aplicada y de la historia natural. Estas tareas se iniciaron de inmediato.

Las dos facultades de 1874
El Departamento de Ciencias Exactas, bajo la dirección de Juan M. Gutiérrez, funcionó hasta 1874 dentro de las líneas generales del Decreto de su creación. En ese año se desdobló dando nacimiento a dos Facultades: la Facultad de Matemáticas y la de Ciencias Físico-Naturales. Sólo funcionó regularmente la de matemáticas. En 1878 se sancionó un plan general de estudios el cual determinaba entre otras cosas 5 años para la carrera de ingeniería civil, fue la única parte del plan que se cumplió.

La Facultad de Ciencias físico-matemáticas de 1881
El Decreto de nacionalización de la Universidad de Buenos Aires de 1881, establecía la unión de las dos facultades. A comienzos de 1882 entra a regir un nuevo plan de estudios: se mantiene el número de años para las carreras de Ingeniería Civil, Arquitectura y Doctorado en Ciencias Físico-Naturales y se elimina la carrera de Ingeniero Geógrafo, reemplazándola por la de Ingeniero Mecánico con 5 años de estudio.

A partir de entonces la Facultad fue adquiriendo un carácter directamente técnico. En efecto en la década del 80 el país entra en la era del progreso material y utilitario que explica el cambio que experimentó la Facultad.

La Facultad de Ciencias Exactas,  Físicas y Naturales de 1891
Los estatutos universitarios de 1891 traen un nuevo nombre para la Facultad que funcionaba en la antigua casa de la calle Perú, nombre que conservará durante más de 60 años, aunque en verdad y por mucho tiempo, seguirá siendo la "Facultad de Ingeniería" por antonomasia.

En la primera etapa de esta época que se extiende hasta la segunda década del S. XX la preocupación esencial fue mejorar la formación profesional del Ingeniero Civil y una segunda etapa en la que asoma esa tonalidad científica de los inicios de la Facultad. Durante este período se desempeñaron como Decanos entre otros: Luis Huergo, Otto Krause y Enrique Butty, figuras próceres de la Ingeniería Argentina.

Es importante destacar que a partir de 1917, distinguidos profesores extranjeros dictaron conferencias y cursos en la Facultad, se contó con la presencia de Einstein en 1925, del español Rey Pastor, los franceses Bertrand, Langevine en 1928 y Le Corbusier en 1929. Los nombrados forman parte de una larga lista de prestigiosas personalidades que visitaron la Casa. Numerosas ordenanzas y reglamentaciones del Consejo atestiguan la transformación de la Facultad en una institución científica, algunas se refieren a la organización de la Biblioteca y de las Publicaciones de la Facultad que desde 1928 iniciaron su aparición.

En 1927 cuando el Ing. Enrique Butty se hace cargo del Decanato, expresa en un párrafo de su discurso: " ... Una de mis mayores preocupaciones será precisamente el enriquecimiento de nuestra Biblioteca y sobre todo, con las obras que muchos juzgan de inútiles porque no se consultan, con las monografías y trabajos originales de la actualidad y del pasado y con las colecciones más completas posibles de revistas. Ese es el material de que debe disponer una Biblioteca que quiera servir de instrumento de trabajo para la investigación, material mucho más importante que la colección de libros de texto al alcance de cualquier mano ... ". Durante esos 60 años es indudable la notable influencia que la Facultad ejerció en el desarrollo técnico, industrial y científico del país. Además, nacen por obra de estudiantes y egresados instituciones y revistas muchas de las cuales aún existen.

Separación de las facultades en el año 1948
En 1948 se separa de la Facultad la Escuela de Arquitectura convirtiéndose en la actual Facultad de Arquitectura y Urbanismo; y en 1952 se desdobla la Facultad en las actuales Facultad de Ingeniería y Facultad de Ciencias Exactas Físicas y Naturales. Se separa también la Biblioteca, cada Facultad con las colecciones de libros y revistas pertinentes.

En 1956, cuando se separa la carrera de Ingeniería en la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, se divide la colección de la Biblioteca, seleccionando aquellos textos que se consideraban importantes para el desarrollo de los estudios en la nueva Facultad de Ingeniería. Es a partir de esa fecha que comienza el desarrollo de la colección existente en la actualidad que llega a más de 140.000 volúmenes. Entre las piezas valiosas que componen el patrimonio de la Biblioteca, se encuentran las Tesis de los ingenieros Valentín Balbín, Luis Huergo y Otto Krause.

En 1983 por resolución Nº 423/83 del Consejo Directivo, se impone a la Biblioteca el nombre de Ingeniero Enrique Butty. El pngeniero nació en Buenos Aires en 1887 y se graduó de ingeniero civil en la Universidad de Buenos Aires en 1911, cuando inició una carrera de más de sesenta años de docencia e investigación entre otras destacadas actividades.
Dictó las Cátedras de Mecánica Racional y Construcciones Metálicas y de Madera en la Universidad de La Plata, de Resistencia de Materiales y Teoría de la Elasticidad en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires. En esta facultad fue consejero y vicedecano; en 1927 es elegido Decano por el período 1927 a 1931, pero renuncia en 1930 para asumir como rector de la Universidad. En 1932 asume por segunda vez como decano de la Facultad, hasta 1936. Inicia sus publicaciones en 1912 con "Teoría de los Bimomentos y su aplicación a la flexión compuesta" y "Método gráfico para el cálculo del Hormigón Armado". 

En 1917 plantea por primera vez en el mundo su "Método por reducciones sucesivas para la resolución de sistemas de múltiple indeterminación estática", y como resultado de su gran repercusión fue invitado en 1929 a dicar un curso en la Escuela Especial de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Madrid. En 1921-22 publica "Resolución estática de sistemas planos", en dos volúmenes; en 1931 aparece, "Introducción a la Física matemática" y "Lecciones de mecánica teórica"; en 1942, "Cálculo de estructuras hiperestáticas constituidas por piezas rectilíneas"; en 1943, "Pandeo: inestabilidad del equilibrio elástico y anelástico" y en 1946, una de sus obras fundamentales, "Tratado de Elasticidad teórico-técnica (elastotecnia)".
Durante su carrera profesional ejerció los cargos de Presidente de Obras Sanitarias de la Nación, Presidente de YPF y Presidente de SEGBA.

Fue colaborador y luego director de las revista del "Centro de Estudiantes de Ingeniería", varias veces presidente del Centro Argentino de Ingenieros.

Fue distinguido con diversos honores: académico de la Academia Nacional de Ciencias Exactas Físicas y Naturales; académico fundador de la Academia Nacional de Ingeniería; miembro correspondiente honorario del Colegio de Doctores de Madrid; académico honorario de la Academia de Ciencias de Córdoba; miembro correspondiente de la Academia Geográfica del Perú; académico correspondiente extranjero de la Academia Española de Ciencias Exactas; Profesor Honorario de la UBA; socio Honorario de la Sociedad Científica Argentina; Premio Nacional a la Producción Científica en 1917 y 1924. Murió en Buenos Aires en 1973, a los 86 años.